Skip to main content

Carrito

Foto: Pexels.com

Cabello rizado. Las melenas “curly” están de moda. Si eres de las que tiene rizos naturales lo mejor que puedes hacer es aprovecharlos. Pero, para tener uno cabello rizado hermoso, brillante y saludable es necesario que lo cuides como se debe. Incluso, este tipo de pelo requiere de cuidados muy especiales y tal vez sin saberlo lo dañas o no le sacas partido.

Lo primero que debes evitar es no ponerte en manos especializadas. No en cualquier salón de belleza encontrarás profesionales capacitados en atender rizos. Un buen indicativo es que te atiendan peluqueras que también tengan rulos. No se trata de discriminar, sino que es más factible que estas personas te entiendan a cabalidad y sepan tratar con tus rizos. Tampo está demás que acudas a centros recomendados por otras chicas “curly”.

Foto: Pexels.com

En cuanto a los cortes de cabello hay muchos que son ideales para destacar los rizos. Lo importante es que sepan cómo hacerlo. Un indicativo de que el profesional sabe trabajar este tipo de pelo es que realizará el corte en seco. Cuando se moja el cabello para cortarlo se estira el rizo y resultado al secarse  jamás cumplirá con las expectativas, pues se encogerá. Lo ideal es acudir al salón ya con el pelo limpio, seco y definido.

Otro pecado en peluquería de rizos es cortarlo recto. Este estilo es perfecto para las melenas lisas o un poco onduladas, pero en los rizados no suele funcionar. Los rulos se aplastan más en la raíz y se pronuncian más en las puntas. Es mejor apostar por estilos asimétricos o en capas. Por ejemplo, suelen verse muy bien los tipos bob (corto y largo) y shag con capas. El estilo undercut curly, con nuca y laterales cortitos se ve súper moderno y es muy fácil de peinar.

Foto: Pexels.com

A la hora del secado también el procedimiento es especial. Los rulos suelen ser más frágiles y sensibles al calor. Es por ello, que no es conveniente que en la peluquería (o en casa) usen una secadora a máxima potencia. El exceso de calor los deshidrata con facilidad. Igualmente, el secado no debería ser por completo. Es recomendable que se deje un 20% de humedad y que el pelo se termine de secar al aire libre.

Por último, no hay que olvidar el cuidado diario del cabello. Con ello nos referimos a su limpieza y acondicionamiento. Siempre deberás usar champús y acondicionadores especialmente indicados para el cabello rizado. A menudo, estos productos son más suaves, no poseen sulfatos o siliconas. Esto potenciará la estructura de tus rulos. Igualmente, se recomienda no lavar a diario. Con dos veces a la semana será suficiente.

Disfruta de un 10% de dto.

Suscríbete a la newsletter, confirma tu email y disfruta de un 10% de descuento en tu primer tratamiento Geneva.

Acepto los Términos y Condiciones y la Política de Privacidad de la web de Geneva.
Acepto recibir ofertas y promociones comerciales de Geneva.
close-link

¡Esta semana no pierdas:
Diagnóstico gratuito!

Disfruta esta semana de un diagnóstico gratuito . Nuestros profesionales de la cosmética te asesorarán sobre tratamientos faciales, corporales, nutrición y wellness

Pide una cita gratuita ahora
close-link