Skip to main content

Foto: Pexels.com

Muchas veces, aunque no tengamos sobrepeso, se suele formar una capa de grasa debajo del mentón. A esta piel abultada que  se nota en el perfil se le llama papada. Puede aparecer por la edad, herencia e inclusive por problemas de salud. ¡Pero no te preocupes! Tal vez consigas la solución y elimines ésta molesta apariencia con ejercicios sencillos de realizar.

La grasa submental también se elimina acudiendo al bisturí, sin embargo es preferible no ser tan drástica y probar primero con métodos menos invasivos. El entrenamiento involucra los músculos del cuello y la mandíbula. Estos hacen que disminuya el volumen de la papada  y afinan el cuello. Para que surtan efecto lo principal es ser constante. Realízalos a diario durante tres meses como mínimo. Incluso, puedes  hacer de ellos un hábito permanente.

1.- Siéntate cómoda e inclina la cabeza hacia atrás. Debes quedar mirando el techo. Luego, empuja la mandíbula inferior hacia adelante. Sentirás que el área debajo de la barbilla se estira. Mantén la posición por unos 20 segundos y luego relaja la zona. Repite el ejercicio unas 10 veces.

papada

Foto: Pexels.com

2.- Igual que en el entrenamiento anterior, siéntate, echa la cabeza hacia atrás y mira el techo. Realiza un gesto exagerado de besar el techo frunciendo los labios con fuerza. Sé enérgica en la expresión de besar. Repite unas 10 veces.

3.- Una vez más inclina la cabeza hacia atrás y mira el techo. Luego, sonríe y presiona la lengua contra el paladar de arriba. Mantén la posición por unos 10 segundos. Luego, descansa y vuelve a repetir el proceso unas 10 veces.

4.- Sentada o de pie mantén la cabeza recta y mirando hacia el frente (puedes hacerlo frente al espejo). Saca la lengua lo más que puedas e intenta tocar con ella la nariz. Quédate en esa posición con la lengua estirada por unos 10 segundos. Luego, descansa. Realiza unas 10 repeticiones.

papada

Foto: Pexels.com

5.- Igualmente, con la cabeza recta y mirada al frente cierra la boca y junta tus dientes de arriba y de abajo. Pega la lengua a ellos. Luego, con un par de dedos juntos date golpecitos en la papada de forma continua por 15 segundos. Efectúa unas 10 repeticiones.

6.- Siéntate con la espalda recta. Pega el mentón del pecho y gira la cabeza con lentitud hacia la derecha. Mantén la posición 5 segundos y luego gira hacia la izquierda y aguanta 5 segundo más. Descansa y repite el proceso al menos 10 veces.

Además de la rutina de ejercicios que te brindamos, también es importante cuidar la piel del cuello. Exfolia esa zona al menos una vez a la semana. Aplica cremas hidratantes a diario. Incluye el cuello en tu cuidado facial rutinario.

Disfruta de un 10% de dto.

Suscríbete a la newsletter, confirma tu email y disfruta de un 10% de descuento en tu primer tratamiento Geneva.

Acepto los Términos y Condiciones y la Política de Privacidad de la web de Geneva.
Acepto recibir ofertas y promociones comerciales de Geneva. Acepto que se me avise via WhatsApp de futuras promociones.
close-link

¡Esta semana no pierdas:
Diagnóstico sin coste!

Disfruta esta semana de un diagnóstico sin coste . Nuestros profesionales de la cosmética te asesorarán sobre tratamientos faciales, corporales, nutrición y wellness

Pide una cita sin coste ahora
close-link
Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?